LA LOCA

Salieron como muchos días hasta la barca, con los útiles de pesca. Ella llevaba una bolsita con unos refrescos y algo de comida, mientras el perro corría y ladraba delante de ellos, contento, porque sabía que se iba a pescar con su amo.

Él, la llevaba cogida por la cintura, tranquilamente, era como un rito al que estaban acostumbrados, solía repetirse casi todas las tardes.

Cargaban la barquita, se despedían con un beso y mientras el mar lo alejaba, se iban diciendo adiós; él con la mano y ella con un pañuelo de seda, que llevaba al cuello, hasta que se perdían de vista. Pasaban unas horas y los ladridos del perro, daban la señal de que regresaban con la pesca.

Un día se hacía tarde y no aparecían, el ruido del mar, era más bronco. Ella empezó a desconfiar y a ponerse nerviosa. Algo le decía que aquello no iba bien. La intranquilidad paralizaba todos sus movimientos y pensamientos. Se acercó hasta la orilla, las olas mojaban sus pies, sus ojos no distinguían por más que escudriñaban en la oscuridad, nada que no fuera, la negrura del agua iluminada por la luna. Presa de pánico corrió a la casa y llamó por teléfono a los servicios de auxilios marítimos.

La playa se llenó de gente: barcos, buceadores, helicópteros, bomberos. La búsqueda no daba resultados. Sí, aparecieron restos de la barca y el perro que llegó extenuado y gimiendo.

Corrió hacia su ama y tumbándose a sus pies la miraba gimiendo. Algo quería decirle, pero no podía, aunque se le entendía perfectamente. Lo cogió y lo mantuvo temblando, abrazado contra su pecho.

Ella observaba detrás de los visillos, desde su ventana, día y noche, todos los trabajos que se realizaban en la playa. Estaba acompañada de familiares cercanos que la querían consolar. ¿Consolar? ¿Y cómo?. Es que podía haber algún tipo de consuelo para ella, cuando se había ido su compañero, su amigo, su amor, la persona que más quería. Guardaba silencio.

Después de varios días de búsqueda infructuosa, comentaban: “qué si un golpe de mar, qué si una vía de agua”, no se supo. Para todos volvió la tranquilidad. Para todos, pero no para ella. Salía todas las noches a esperar su regreso. Se ponía una túnica blanca y con un ramo de flores asido a su pecho, salía a hablar con las olas, para que le llevaran su mensaje. El viento le traía las palabras de él. Sonriendo, depositaba las flores en la orilla después de besarlas y susurrar: “yo también te quiero” y se iba para casa, más contenta después de haberle oído.

 En el pueblo, empezaron a llamarle “la loca”, porque la oían hablar, reír llorar con el mar. Ella, estaba agena a todo comentario, aunque se daba cuenta que no la entendían.

Un día lo pensó mejor y salió decidida a ir a su encuentro. Si las olas, le llevaban su mensaje ¿por qué no ir personalmente a reunirse con él? Se vistió con la túnica más bonita que tenía, se puso la diadema de flores, que a él tanto le gustaba, se soltó la melena, que le caía sobre los hombros, y salió a la playa despacito; las olas empezaron a acariciar sus piernas, su vientre, su pecho… ella lentamente se fue introduciendo en el agua, más y más , mirando de frente, llamándole, hasta que su cuerpo dejó de verse…

Dicen algunos marineros, que en las noches de luna llena, se les ve felices, surgir cogidos de la mano de entre las olas y cómo en un baile mágico, volver a desaparecer abrazados. Mientras el perro brinca y ladra de contento, alrededor de sus amos. Después, ven volver al perro cansado, hasta la puerta de su casa y se sienta, esperando…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA LOCA

  1. alpuymuz dijo:

    ¡Oh Galsol…! ¡Ah…!
    Me satisface cuanto tiene pálpito, aunque muy estremecido aparezca… Lo tiene, es verdad…
    La dama loca y un perro… Efusión perfecta, líneas felices. Y llegan a su lugar.
    Todo bueno… y el final, canela molida.

    Nada, nada: que me gusta todo y su soltura sobria y llana.
    Todos mis mejores saludos.

  2. Gaviota dijo:

    En casi todos tus escritos, empleas, el mar, la arena, la playa el cielo,
    todo lo que yo amo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s