La decisión

Se levantó temprano, era un día importante y decisivo en su vida. Se arregló como hacía todos los días pero hoy se esmeró un poquito más. Quería causar una sensación agradable para quitar en lo posible, hierro a la situación.

Eligió con mucho cuidado el traje que quería ponerse. Al final, se decantó por un traje de chaqueta negro con un fular color naranja, favorecía bastante y daba color. Estaba ojerosa y pálida, daba “asquito”. Se decoró como pudo un poco la cara, con un maquillaje suave y en éllo estaba, cuando sonó una llamada perdida en el móvil. Era lo convenido. Se asomó a la ventana y allí estaba él, paseando la acera mientras esperaba su llegada.

Tenía un aspecto impecable, con un traje azul marino cruzado, que le favorecía; seguro que también había elegido lo que le pareció más apropiado y había acertado. Siempre acertaba. No se hizo esperar y enseguida se reunió con él.

Se acercó para recibirla dándole un beso en la mejilla, pero ella suavemente se apartó comentando, que hacía muy buen día y que el sol daba un ambiente primaveral inigualable.

Caminaron con un silencio sonoro, mientras ella tarareaba muy bajito una cancioncilla y pensaba:

“Se habían conocido hacía ya cinco años y desde el principio hablaron de su futuro juntos, parecían estar seguros de que era un gran amor. Aquello creían que nunca se iba a acabar, pero la vida da vueltas, nunca sabes lo que puede acontecer. Nadie habría aventurado este final. Lo malo es que sucedió lo peor para todos aquellos sueños que se habían trazado.

El destino quiso, que todo aquel amor, ya quedara lejano. Habían tenido angustia, tristeza. Los dos sabían que no podrían olvidarse, pero tampoco tenían la capacidad para poder seguir amándose. No había ninguna comunicación entre ellos que fuera de complicidad. Estuvieron bastante tiempo, que no sabían lo que podían hacer, ni querían; hasta que por fin tomaron la dura decisión”.

Hoy era el día, que de común acuerdo habían decidido ir a un notario y firmar los papeles de la separación oficial. Les hicieron esperar en una salita, que parecía fría e inhóspita. Pocas palabras se intercambiaron. Se miraban de vez en cuando y nerviosamente se sonreían. Era un paso muy duro para los dos, porque no tenían muy claro lo que iban a hacer despues. Estaban un poco huérfanos.

Al fin les recibió el notario en un elegante despacho acompañado de su escribiente. Todo fue rápido y facíl. Estaban en perfecta sintonía.

Cuando acabaron, se apoderó de ella un vacío denso que la paralizaba y él con movimientos nerviosos la miraba, casi dando la impresión de que todo aquello no podía ser verdad.

Salieron en silencio a la calle y llegó lo más dificíl: la despedida. Sabían que era un adiós definitivo. Se fundieron en un fuerte abrazo, como resumen de todo lo que se habían querido y que aún sentían, aunque de distinta manera, él le susurró:

– No tiene por qué ser el final, podemos seguir viéndonos algún día.

-Sí claro, dijo ella, algún día.

Se separaron, muy tristes los dos, cada uno desde ahora debía de emprender su vida en solitario. Era el principio de una nueva etapa, en dónde el destino marcaría, lo que pudiera suceder. Ella se dedicó  varias horas a andar, andar sin rumbo hasta cansarse.

Llegó a casa, puso el contestador y tenía un sin fín de llamadas. Las borró, no quiso contestar a ninguna, tampoco le interesaba lo que pudieran decirle, ahora no tocaba eso. Su vida empezaba mañana…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La decisión

  1. alpuymuz dijo:

    No deja de ser un dlicioso relato, y tanto más que parece tocar puntos sensibles del alma humana, así en la mujer como en el hombre; tal vez más o mejor en la de ésta.
    Es equilibrado. Me ha gustado.

    Y la nave va, con la voz de su viento.

  2. junupros dijo:

    Què bonito…la nave va, con la voz de su viento… Me gusta mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s