A mi madre

He escuchado la cajita de música, aquella que con tanto cariño utilizabas de joyero en tu mesita de noche, siempre la escuchábamos juntas, por eso…

Hoy te he sentido cerca, madre.

Me has rozado la piel.

Un fuerte escalofrío recorrió todo mi cuerpo.

Y, casi casi… te quise hablar

¡Qué sola estoy sin ti!

Sin tus miradas…

Decían si lo hacía bien o mal.

Tú te tuviste que ir un día y desde entonces:

A nadie tengo a quién decirle, lo triste que me siento.

No tengo un regazo, ni unos brazos,

dónde poderme acurrucar.

Con solo tu presencia, tan grande como era,

conseguías la justa paz, para calmar mi alma.

Me hacías sentir deseos al mismo tiempo,

de amar, reír, llorar…

Por eso, aunque hoy te he sentido cerca, madre,

con solo el vivo recuerdo,

no logro paliar mi soledad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a A mi madre

  1. brujjilla dijo:

    Espero que ese sentimiento mengue poco a poco. No sé porque ponen un día para las madres cuando todos los días son de ellas.
    Saludos.

  2. alpuymuz dijo:

    Los vivos recuerdos, cuando pasados pero presos presentes en uno, levantan conciencia de poquedad, de pequeñez propia, por arriba del sentimiento y la natural pena en que se instalan. La expansión quema, pero cicatriza… y liberar debe. Es cuanto espero. Quisiera explicarme, y ser entendido…

    Luego, y en su fuerza y ternura, la voz de un sorprendente poema… Me gusta, me gusta, pero lo mejor es encontarme con el brío del intento, con la resolución de afrontar el trance de volcar sensaciones, sentimientos en la blancura de un folio, de la palidez plana de un ordenador abierto. Es fuerza y mérito. Vas con potencia admirable. Espero mantengas el aliento al menos como hasta ahora.

    Mis felicitaciones, que otra cosa no puedo; y, por Dios, todo un cariñoso abrazo.

    • junupros dijo:

      No sabes lo que me estimulan tus consejos y palabras de ánimo. Es verdad que la expansión ayuda a cicatrizar. Muchas gracias.
      Volcar sentimientos y sensaciones en un folio…cuesta ¿sabes?, te sientes un poco desnuda y desprotegida, dá mucho pudor, pero poco a poco. Un abrazo.

      • alpuymuz dijo:

        Amiga mía, no me digas nada; ya hemos hablado acerca de todo esto que nos complace.
        Los actos de recordar y anotar algo sobre ellos, cauterizan, liberan… ayudan a quedarse con lo esencial supremo. Son muy importantes para la vida bien nutrida, son además muy humanos. Incluso florecen muy bien.
        Sobre el pudor: existe y es de buen juicio administralo, pero tampoco debe paralizarnos.
        Hacer lo que se pueda, llega. Las gracias, pues bueno… ni se merecen.
        Muy agradecido y mucho ánimo. Un abrazo cierra mucho, y te lo correspondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s