Los sueños rotos

Los sueños son como el almibar de la vida. No podría vivir sin cerrar los ojos y soñar despierta. Soñar, soñar…

Imaginas con toda la fantasía de la que eres capaz, lo realmente hermoso. Te evades de la realidad y empiezas a anhelar lo que podría llenar tu alma, lo que haría bien a tu cuerpo, lo que te reportaría un bienestar para poder mantenerte plácida y de buen ánimo. Puedes viajar, amar, reir, cantar, acercarte a la persona que deseas ¡guau, lo que quieres lo puedes casi tocar ¡es tan difícil tener todo eso cuando se muestra la realidad…!

Al despertar a la cotidianidad te meten en una especie de confabulación y tropiezos que tienes que ir saltando, pero que casi siempre en alguno caes, de forma irremediable.

Sales a la vida dando pasos y haciendo el camino, poco a poco, con mucho cuidado, hasta llegar, lo malo es cuando un paso, solamente un paso coge la senda equivocada, rectificar es abrir otros caminos, que no tienen nada que ver con el principal que te habías trazado. Adiós al sueño.

Cuando eres niña pequeña, sueñas cosas sencillas, te basas en cuentos que has leído, y siempre representas preciosos prados verdes con una casita fabulosa entre los árboles. Esa casita, casi siempre es de caramelo, chocolate, llena de chuches, en dónde seguro que habita una bruja mala, que siempre le dan su merecido y tú te alegras y te lo crees; luego ves que incluso eso no se materializa, porque a “las brujas” del cole, no les pasa nada, pero bueno.

Cuando eres adolescente sueñas con una profesión brillante, dónde a tu paso sólo se ven ojos de admiración y claro aspiras al principe azul, ¡cómo no! ese que era un sapo chungo y que tú dándole un beso, se despierta y aparece rendido y lleno de amor hacia tí para toda la vida, siendo felices y puaff! nada de nada.

Después con los años, rebajas el listón y ya solo aspiras a encontrar un trabajo estable, una persona afín a tí con la que recorrer plácidamente el camino sin excesivos sobresaltos, te llenas de ilusión, pones todo lo que tienes de tu parte, pero claro, todo es cosa de dos. Así y todo si tienes suerte y encuentras algo que llene tus aspiraciones profesionales y el amor llama a tu puerta, recorres un camino con rosas, espinas, alegrias, sinsabores… la propia vida…¿Y los sueñ0s, dónde están?

Piensas, lo ideal que sería, si tus sueños pudieran encajar con la realidad. Parece que sin querer vas contrariando a la vida ¿o es la vida la que te contraría a tí?

Eliges, pero unas veces no llegas y otras no aciertas. El fracaso final es que la mayoría de tus sueños se han roto, solo quedan los recuerdos que por ya vividos y lejanos, se han dulcificado y te aferras fuertemente a ellos haciendo buena la frase aquella de que: cualquier tiempo pasado fue mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los sueños rotos

  1. brujjilla dijo:

    Cierto. Yo para evadirme además de soñar despierta, no encuentro otra forma mejor que la lectura. Puedo leer tan ensimismada, que es como si me arrancaran de este mundo para llevarme a uno mejor. Por eso no veo la tv, ni escucho radio, ni prensa, solo leo.
    Un beso muy fuerte

  2. alpuymuz dijo:

    ¡Ay, Ju, hermosa criatura!…
    Cálido relato suelto… sueños rotos… realidad tozuda… el mundo y los humanos en su realidad (también tozuda, puede que mejor o más cruel)…
    Relato y realidad… ¡No puede ser de otra manera! No te veo nada mal, pero fabula: es propiedad privada.
    Espero que no se materialicen agudamente. Fuerza. Suerte. Felices sentimientos para en adelante. Besos… Al

    • junupros dijo:

      Bueno para ser justa, tengo que decir que algún sueño si se me ha cumplido, pero es que los sueños son redondos y la realidad tiene sus esquirlas, sus vertices…casi siempre podría ser mejor. Es un pensamiento, un estado de ánimo de un momento, eso que tu dices: Propiedad privada”. Un beso.

  3. Gaviota dijo:

    Es hermoso y verdadero!!
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s