Niebla

Eran las dos de la madrugada, sonó “el busca” en el silencio de la noche. Ella estaba de guardia localizada. Era una llamada de urgencia, debía de salir lo más rápido posible, la persona que llamaba tenía la voz  angustiada.

Por la escasez de trabajo, había terminado su carrera y le ofrecieron una plaza en un hospital de Londres. Hizo su macuto y allí se presentó. Ya llevaba cuatro años y el resultado era de lo más positivo.

Vivía en un barrio céntrico, el Covent Garden. Disfrutaba de un apartamento con una habitación y media, lo justo para ella. Estaba relativamente cerca del hospital, y en un ambiente casi mediterráneo. Se notaba la influencia de habitantes de origen italiano allí establecidos; tenía movimiento de bares, artístas callejeros, pub…etc. Acogedor.

Las llamadas eran habituales en las noches de guardia, así que como descansaba casi vestida, sólo tuvo que coger su  maletín, preparado con lo más indispensable para un primer reconocimiento.

La calle estaba cubierta de una espesa y húmeda niebla, se respiraba. No había apenas tráfico y sólo se oían pasos lejanos de personas que regresaba o iban a algún lado.

Llegó andando enseguida a la casa. Era elegante en su decoración, con un hall decorado con maderas, cuadros y una ténue luz, que presagiaba un estado de ánimo triste. La guiaron por un amplio pasillo hasta la habitación dónde se encontraba la enferma. Sentado en la cama, asido de su mano, el marido, un hombre de mediana edad, intentaba hablarle,  la enferma se  veía joven, yacía entre almohadones y con escasas señales de vida.

Por los síntomas que le explicaron y la situación en que se encontraba, despues del reconocimiento de rigor, decidió llamar a una ambulancia y trasladarla a un centro hospitalario. Se requerían pruebas. Ella se inclinaba por un derrame cerebral que le había producido un estado de coma. Esperanza de vida en ese caso… no quiso adelantar nada, aunque se esperaba lo peor.

Dar este tipo de noticia, siempre le producía dolor. Al salir de la habitación, observó a los pies de la cama una cuna, con un angelote rubio, plácidamente dormido, sin darse ni cuenta de toda la tragedía que se estaba cerniendo sobre su vida. No pasó desapercibido para ella.

Efectivamente, en el hospital se confirmó su diagnóstico. Tenía buen “ojo clínico”, no en vano se había ganado el respeto de sus compañeros. Cumplía siempre y bien con su cometido. Nunca escatimaba medios personales.

Ya cansada, se disponía a salir del hospital, cuando se le acercó un joven que tímidamente le preguntó: ¿Cómo está?

¿Eres algún familiar? No me está permitido informar a cualquiera, entra y pregunta en atención al paciente. Le vió tan triste que callada esperó a que él hablara.

– “Podía serlo. Espiritualmente lo es. Es la mujer de mi vida desde que nos conocimos. Nos alejó un pequeño problema, interceptaron nuestra comunicación, todo se confabuló en nuestra contra.

El destino y la familia, me la arrebataron, estropearon nuestro amor, pero yo la sigo amando aunque sea un imposible. Ya solo me quedan las miradas cuando coincidíamos en algún lugar. Es mi secreto un poquito compartido. Sólo quiero que viva y verla, aunque sea en la distancia. Me conformo con saber que está.”

Le dirigió hasta información, le habló quedamente, intentó consolarle. Lloraba como un niño, era un ser destrozado, seguro en sus sentimientos, generoso. Con poco se conformaba y ahora ni éso iba a tener. No quiso moverse de allí. Quería velar su sueño en la distancia. Se sentía más cerca arropado por las mismas paredes. Era su última demostración de amor en su desconsuelo.

Cuando salió a la calle, seguía la espesa niebla, empezaba la ciudad a despertar. La humedad se le filtraba por todo su cuerpo. Sentía amargura y notaba niebla espesa, pero niebla espesa en el alma. Llegó a casa y afectada, solo pudo pensar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Niebla

  1. alpuymuz dijo:

    ¡Ajaja!… Julia, es muy bueno el relato de hoy (al menos para mi entender), y muy colocado como en ese tu aire natural de narrar… La verdad es que lo he encontrado tan fluído que he sentido, al fina,l la ensación de haber terminado en lectura rápida, la justa que no me gusta para estos casos. Ha sido así: ha debido acontecer en bueno porque su ritmo y arrastre me ha debido de atrapar.
    Y no me quejo, antes bien te lo muestro y con placer.
    Felicidades y gracias. Buen fin de samana. Un gran abrazo. Al

  2. junupros dijo:

    Agradecida por tu comentario, me deja con buen ánimo, Siempre que se escribe algo gusta que llegue y agrade. Sientes la sensación de que ha merecido la pena relatar algo que te ha venido, y has compartido. Graciñas de nuevo y no te prives, puedes volver a leerlo más veces…
    Besos de viernes.

  3. Lehahiah0909 dijo:

    Eres muy buena describiendo situaciones…tienes facilidad para llevar al lector hasta donde se desarrolla la historia involucrándolo en el ambiente de una forma rápida y sin rodeos….
    La trama es complicada de imaginar…imaginar que alguien se pueda percatar de algo así un ingreso tan inminenete sin estar allí en la casa …..pero mira me gustó imaginar que esta mujer tenia un amor que ejercía de angel de la guarda y que velaba desde la distancia ..un amor imposible….fijate yo en estos tiempos no creo en ellos…si son amores de verdad…pueden con todo verdad?
    Besos muchos besos con alas para ti….

    • junupros dijo:

      Claro, yo tambien creo que el amor de verdad puede con todo, o no, eso depende de circunstancias, pero no digas que no es bonito imaginar…
      Me gusta que te atraiga, que termines su lectura, y tambien que me des tu parecer, que me parece estupendo. Muchas veces enriqueces el texto y me haces crecer. Muchas gracias
      Yo tambien te mando muchos biquiños desde Galicia. Feliz domingo. Julia

  4. Julia, un texto increíble de verdad. De una forma sencilla nos “atrapas” hasta el final, y casi casi se olvida lo que tienes alrededor. Y respecto al tema del amor, muy idealizado, como a mí me gusta creer que aún existe… =) ¡Un saludo!

    • junupros dijo:

      Creo que me tratas demasiado bien con tus palabras, pero tengo que reconocer… que me gusta. Me alegra mucho verte por aquí y te doy las gracias.
      El amor idealizado? claro, tiene que ser idealizado y sí que existe, sigue creyendo en él, tarde o temprano llega. Bueno…éso creo yo. Buen día y un abrazo. Julia

  5. Nauru dijo:

    A person essentially help to make critically articles I’d state. This is the first time I frequented your website page and thus far? I surprised with the research you made to create this particular put up amazing. Great job!

  6. isabelamor dijo:

    Feliicdades querida Julia y hoy te lo digo de cine, un buen guio´n para una peli preciosa!! Laniebla” me ha encantado de verdad que historías bella de amor, eso es amor y lo demás está de mas, hay veces que la vida es muy injusta amiga Julia.
    Que tenga sun día muy feliz y sin niebla
    Besotes de cine en un día triste, para el cine

    • junupros dijo:

      Eres muy amable con tus hermosas palabras. ¿Conoces algún guionista? Búscalo y vamos a medias. ¿Te imaginas en los Goya vestidas de tiros largos?
      Graciñas por venir por aquí y además de esta forma y estoy de acuerdo en que la vida no es del todo justa, echémosle sacarina a falta de azúcar. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s