Pensando ahora

Había aterrizado en este mundo en una casa de adultos, todos eran mayores. Tenía dos hermanas que cuando ella nació ya contaban con diez y catorce años. Pronto se dio cuenta de que por más que se esforzaran hablaban diferentes idiomas. Jugaban, querían ponerse a su altura, más bien bajura, pero todo ficticio.

Su madre, era su madre, pero también era mayor, aunque los cuatro miembros de la familia que existían cuando ella llegó no escatimaron en cuidados, gracias, regalos…la criaron entre algodones. Era simplemente: la niña.

Se puede decir que tuvo una madre y dos sustitutas que la cuidaban ¡ por ayudar!, con las que ella estaba en absoluto desacuerdo. Nunca le gustó que le mandaran aquellos a los que ella no les reconocía autoridad.

Muy pronto aprendió a leer y al principio se sintió Blancanieves, después Cenicienta por aquello del príncipe, aunque no sabía mucho lo que significaba el beso y tal, pero le sonaba bien…en su interior notaba que aquello debía de tener connotaciones sublimes y quizá lo mitificó, pero su ídolo fue siempre Alicia en el País de las Maravillas.

 Jugaba sola y hablaba con sus amigos invisibles, niños, niñas que ella les daba su nombre y tenían sus confidencias…vamos que cree que fue la avanzadilla de los amigos virtuales de hoy. Todo imaginación, fantasía, sueños y más sueños…

Sus padres, como había llegado a deshora, la veían la más guapa, la más lista y la más de todo, por lo que pronto la llevaron a un colegio religioso para que le dieran una buena formación. Y…bueno…bien, pero lo pasó fatal. Durante las clases tenía niñas de su edad, pero cuando se acababan las horas lectivas, las internas le doblaban los años, eso ¡las más jóvenes!. Le hacían todo tipo de “perrerías”. Nunca comió más sopa que allí, porque le llenaban continuamente el plato con lo que otras no querían y nunca llegó al postre, porque se lo comían mientras ella terminaba la inacabable sopa. Visto desde hoy ¡un horror! pero fue forjando su carácter de forma positiva hasta el punto que se llegó a convencer de que después de todo, la sopa no estaba tan mal, seguro que estaba peor el segundo plato.

Aprendió a refugiarse en sí misma para sobrevivir y siguió creándose sus amigos invisibles, pero avanzó en esto…se hizo amiga de si misma. Se desdobló en dos, se contaba alegrías, penas, se reñía, se felicitaba cuando algo creía que había sido un triunfo para ella y jamás volvió a estar sola. Todo se lo preguntaba y consultaba a su otro yo, a su amiga más querida.

Hoy, ya mayor, sigue teniendo esa riqueza interior, puede pasar horas y horas hablando con ella y nadie la entiende mejor que su doble, aunque ahora también tiene amigos que ya no son invisibles.

 Su vida es de largas conversaciones, de búsquedas, de renuncias, de convencimientos y de debate constante en el que nadie podrá entrar nunca porque es su parque prohibido.

Pero se puede decir que ha encontrado un equilibrio bastante estable y sobretodo mucha libertad porque los límites, después de largas conversaciones con su doble, se los marca ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Pensando ahora

  1. Gaviota dijo:

    Hola Julia
    me ha encantado tu relato tanto que mañana vuelvo a leerlo otra vez.
    yo también fui la pequeña de tres hermanos bastante mayores que yo y sé muy bien lo que se siente
    Buenas noches

  2. Leha dijo:

    Tener una armonía con uno mismo es valiosísimo, y no lo tenemos en cuenta…
    Tu relato nos describe cómo se puede llegar a tener ese grado de armonía a base de pasar experiencias traumáticas y circunstancias determinadas…pero es algo que se puede llegar trabajando la actitud y reconciliándonos con nosotros mismos. A veces parecemos nuestros peores enemigos culpándonos de todo lo que nos sucede cuestionándonos si lo hicimos bien ….y que cierto es aquello que nuestro mayor enemigo habita dentro de cada uno de nosotros así que, gracias por darnos cuenta de lo grande que es tener la actitud que posee tu protagonista que tan bien has construido y nos has presentado
    Un abrazo y un montón de besos…con alas…

    • junupros dijo:

      Alitas, como siempre tengo que decirte que con tus comentarios adorna y amplias lo que yo quiero expresar, y de que manera!
      Es cierto que algunas veces parecemos nuestros propios enemigos y sobretodo si se tiene una mente rumiante que está dale, que dale, dando vueltas a lo mismo sin poder quitarlo del pensamiento…
      La vida que es así y hay que procurar ir mejorando como la prota. Besos y un favor: transpórtame volando con tus alas!.

  3. Gaviota dijo:

    Hola Julia buenos días:
    Anoche me fui a dormir con un buen sabor de boca, gracias a tu preciosa historia, ya ves me hiciste recordar una vida propia, como ves siempre me tocas la fibra más sensible.
    Te puedo decir, que hoy como tu protagonista, de vez en cuando hablo con mis amigos invisibles, aunque tenga reales, porqué ellos jamás me han hecho daño ni me han engañado.
    Un abrazo fuerte y feliz semana Santa…
    Yo me iré a mi mar a dialogar con las gaviotas.
    Muaskkk

    • junupros dijo:

      Ya de vuelta de todos los festejos espero que estés bien relajada. Yo también lo intento.
      Verdad que son estupendos los amigos invisibles,? nunca fallan, siempre están ahí y terminas siendo tan amiga que cualquier cosa que les comuniques te la solucionan porque siempre te escuchan. Yo desde luego no puedo prescindir de ellos.
      Me alegra mucho que te sintieras identificada. Besos Gavi.

  4. 76sanfermo dijo:

    Este relato me encanto’ y me hizo acordar algo de mi infancia y juventud,también….
    Y de como uno se vuelve mas fuerte pasando por experiencias talvez traumáticas …..
    Creo que el secreto sea aprender a quererse a si mismo.
    Felices Pascuas, Julia. , y gracias por presentarnos a este personaje …

    • junupros dijo:

      En primer lugar perdón! por la tardanza en poder contestarse a tu cariñoso comentario y darte las gracias por tu felicitación pascual. Ahora yo a ti no puedo ya decirte lo mismo porque queda…como que no…
      Estuve desplazada estos días y fue la causa de mi retraso.
      Me encanta que te haya gustado el relato y que te haya transportado a tus recuerdos. Un beso desde La Coruña. Julia

  5. Karmenis dijo:

    En muchas cosas veo algo de mi en esta historia, aunque me toco ser la mayor. A veces nos toca asumir responsabilidad muy temprano en la vida, auque puedo decir que jugue mucho ciertos suceso me llevaron a ser muy introvertida. De adulta he podido manejar esa timidez aunque siempre queda algo. De ese mundo interior creado he sabido sacar lo mejor dando valor a las cosas que realmente deben valorarse. Saludos, como siempre un gusto leerte. 🙂

    • junupros dijo:

      Todos tenemos nuestra vida interior no compartida con nadie más que con nosotros mismos. Esos rincones secretos a los que nadie tiene acceso y con los que vivimos una segunda historia. son nuestra propiedad más privada.
      Te forjan y alimentan el espíritu y si se saben dirigir hacen que seas la persona que en realidad quieres ser.
      Muchas gracias Karmenis por acercarte a esta tu casa siempre. Te lo agradezco mucho. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s